¿Cómo Enfrentar el Conflicto Durante el Coronavirus?

May 4, 2020

El coronavirus ha cambiado nuestra vida diaria. La pandemia ha causado la pérdida de empleos y el aislamiento. Estamos trabajando desde casa, haciendo escuela en casa con nuestros hijos, asistiendo a la iglesia en casa. Cuando vamos de compras, encontramos estantes vacíos. Los cambios han interrumpido nuestra rutina diaria y han cambiado la forma en que funcionan nuestros matrimonios. Todo este cambio ha llevado al conflicto. ¿Cómo maneja el conflicto cuando todo a su alrededor está cambiando? 

 

El cambio nunca es fácil. La familiaridad es seductora. Cosas familiares como entornos, actividades, comida, música y ropa nos hacen sentir cómodos, incluso seguros. Nuestros cerebros están programados para guiarnos hacia cosas familiares. Como dice el viejo dicho: "Más vale malo conocido, que viejo por conocer". 

 

Cuando la vida es loca y caótica, recurrimos a alguien de confianza, alguien que puede ayudarnos a manejar el conflicto: nuestro cónyuge. Es reconfortante pensar que sabemos todo sobre nuestro cónyuge y cómo reaccionará en tiempos difíciles ... pero probablemente esta idea, no es realista. El cambio es seguro. Y debido a que tantas cosas están cambiando, nuestras familias y nuestros matrimonios están sintiendo la fricción. Por lo tanto, es importante comprender qué está causando tantos conflictos durante este tiempo sin precedentes y aprender cómo hacer que su matrimonio funcione a pesar del conflicto. 

 

Identifique los desafíos 

 

Ahora que el hogar se ha convertido en el centro del trabajo, la escuela, la iglesia y el área de juego, usted y su cónyuge están juntos todo el tiempo. Pasar tiempo con su cónyuge es bueno para su matrimonio, pero estar juntos las 24 horas del día crea conflictos. ¿Por qué? 

 

Usted y su cónyuge se fastidiarán por la cantidad de tiempo que están juntos y la falta de espacio. Se llama “fiebre de la cabina”, y es la sensación claustrofóbica que se tiene cuando está atrapado en un lugar aislado o encerrado por un tiempo prolongado. Casados o no, todos luchan con la “fiebre de la cabina”. 

 

Constantes interrupciones. ¿Puede identificarse con esto? "Papi, no puedo descargar mi tarea". "Greg, se fundió el foco". "¿Puedes ayudarme a llevar esto a mi auto?" "El pedal de la bicicleta de ejercicios se cayó ... ¿puedes arreglarlo?" "¿Qué haremos para cenar?" “Que alguien lleve al perro afuera”. "Necesito un reloj en mi habitación". No hice estas líneas. Desde que comencé a escribir este artículo, estas son las interrupciones palabra por palabra que he escuchado. Como no soy multitarea, estas interrupciones constantes me mantienen nervioso y me impiden hacer mi trabajo. Siento que estoy fallando en mi trabajo y me estoy volviendo irritable e impaciente con mi familia. Es difícil manejar el conflicto cuando se trata de tantas interrupciones. 

 

Diferencias. La mayoría de las veces, las parejas no existen juntas 24/7. El viejo dicho es cierto: "La ausencia es al amor, lo que el aire al fuego". Es bueno que las parejas estén separadas, incluso cuando solo sean ocho horas durante la jornada laboral. En circunstancias normales, cuando pasamos un tiempo saludable lejos de nuestros cónyuges, no tenemos que esforzarnos constantemente para manejar nuestras diferencias. Sin embargo, estar "protegidos en el lugar" puede magnificar nuestras diferencias y generar conflictos. Las diferencias son un regalo de Dios, y estoy muy agradecido por las formas en que Erin y yo somos diferentes. Es solo que manejar estas diferencias (manejar conflictos) puede ser un desafío. Por ejemplo, soy introvertido. Erin es una extrovertida. Me recargo estando solo. Erin obtiene energía gastando tiempo con gente y hablando. Durante este tiempo prolongado en casa, he aprendido que tengo momentos en los que no quiero hablar ni interactuar. Quiero estar solo. Entonces, es fácil para Erin malinterpretar mis acciones y sentirse rechazada o desconectada. Si no reconocemos nuestras diferencias y las tratamos de manera saludable, el conflicto puede seguir fácilmente. 

 

Las personas multitareas se sienten frustrados con los segmentadores. En muchos matrimonios, un cónyuge (a menudo el esposo) separa la vida laboral de la vida familiar. Pero debido a la situación actual de trabajar en casa, estos dos mundos han chocado. Y dos personalidades, la multitarea y el segmentador, han chocado entre sí. El multitarea se frustra porque el segmentador parece bloquear a todos y todo, y no ayudar más. 

 

Peleas y niños aburridos. Después de varias semanas de distanciamiento físico y el aislamiento en casa, escuché a mis hijos quejarse "Estoy tan aburrido" un millón de veces. Manejar el conflicto de mis hijos a menudo me hace sentir que soy un árbitro. Es difícil ser paciente cuando mis hijos están aburridos y en desacuerdo entre ellos. Y toda esta frustración puede superponerse en mi relación con Erin, y me siento impaciente con ella. 

 

Espacios invadidos. Muchas veces, un cónyuge administra el hogar y a los hijos más que el otro (incluso si ambas personas trabajan a tiempo completo fuera del hogar). Ahora que están juntos las 24 horas, los 7 días de la semana, un cónyuge puede hacer algo contrario a la forma en que normalmente se hacen las cosas. Esta invasión involuntaria causa quejas y frustraciones en el cónyuge que normalmente toma estas decisiones. Como resultado, el otro cónyuge se siente marginado, excluido o controlados. 

 

Problemas de duelo. Algunas pérdidas son tangibles: la muerte de un ser querido, un aborto espontáneo, la pérdida de un trabajo, el divorcio o la pérdida de un objeto atesorado. Pero la pérdida también puede ser intangible: la pérdida de inocencia, identidad, control o independencia. Cada vez que experimentamos pérdidas, sufrimos un "golpe" y nos desequilibramos. Cuanto más significativa es la pérdida, más intenso es el dolor. 

 

Miedo, pánico, estrés y ansiedad. Algunos cónyuges pueden sentir miedo o ansiedad por perder su trabajo o sus ingresos. Otros pueden sentirse estresados por problemas de salud o distanciamiento físico. Estos temores y preocupaciones pueden provocar hipervigilancia, dolor, impotencia y la sensación de perder el control. 

 

Expectativas. Ambos cónyuges tienen expectativas sobre cómo funcionará esta temporada; Cuando las expectativas no se cumplen, se producen confrontaciones o resentimientos. 

 

Agotamiento. Las parejas se cansan de manejar a los niños las 24 horas, los 7 días de la semana, la educación en el hogar y trabajar más horas en casa. 

 

Incapacidad para hacer cosas que recarguen y revitalicen. Los cónyuges ya no tienen la opción de ir a un gimnasio, tomar un café con amigos, ir a citas nocturnas o participar en pasatiempos favoritos. 

 

Desconexión relacional. Los cónyuges no pueden manejar conflictos cuando no están conectados. Desde niños que duermen en la cama de los padres, hasta las horas que trabajan fuera de casa, a los cónyuges les resulta difícil conectarse. Cuanto más desconectados se sienten, más conflictos enfrentan. 

 

El conflicto hace que las personas se sientan inseguras. Cuando las personas se sienten inseguras, sus corazones se cierran. Un corazón cerrado hace que las personas reaccionen (digan o hagan cosas que comprometen su integridad y dañen a su cónyuge y matrimonio) y creen una distancia emocional en el matrimonio. Por lo tanto, es extremadamente importante, a pesar de los cambios causados por el coronavirus, crear un hogar que se sienta como el lugar más seguro de la tierra. Un corazón se abrirá cuando se sienta seguro. 

 

Entonces, veamos cómo crear seguridad para que los corazones permanezcan abiertos el uno al otro. Necesitas dos corazones abiertos para manejar el conflicto y lidiar con el coronavirus. 

 

 

Descargue la Guía Gratis 

 

 En esta guía encontrarán consejos útiles para construir un ambiente familiar agradable

Descárguela aquí 

 

 

Crear un lugar seguro para manejar conflictos  

 

Joel 2: 12-13 dice: "Incluso ahora", declara el Señor, "regresa a mí con todo tu corazón ... rasga tu corazón y no tus vestiduras. 'Regresa al Señor tu Dios ..." El profeta Joel le está diciendo a la tribu de Judá que necesitan abrir sus corazones a Dios. Pero Joel explica que pueden abrir sus corazones a Dios porque Él es seguro: "... porque es amable y misericordioso, lento para la ira y abundante en amor constante, y cede ante el desastre". 

 

Me encantan estas características de Dios: bondadoso, compasivo, lento para la ira y abundante en amor. Estos no son solo comportamientos; son rasgos que definen quién es Dios: su forma de vida. Estas cualidades harán que su matrimonio se sienta como el lugar más seguro del mundo y lo ayudarán a manejar mejor los conflictos. Veamos cómo podemos imitar el carácter de Dios y crear un lugar seguro para el corazón de su cónyuge. 

 

Lleno de gracia. "Regresa al Señor tu Dios, porque él es amable". La gracia tiene una forma de recalibrar nuestras relaciones. No es que ignore o minimice problemas serios; más bien, es acerca de cómo quiere actuar en su matrimonio. La gracia es bondad, no es ganada y es dada como bendición. 

 

Entonces, ¿cómo podemos emular la gracia de Dios para nosotros y aplicar este increíble regalo dentro de nuestro matrimonio? La gracia significa dar permiso a nuestro cónyuge para ser humano y cometer errores. Cuando practico la gracia, miro más allá de las cosas que Erin hace que me frustran y veo lo que es verdad sobre ella, quién es ella por dentro, no cómo me irrita en este momento. La gracia significa vivir 1 Samuel 16: 7, "Porque el Señor no ve como el hombre ve: el hombre mira la apariencia externa, pero el Señor mira el corazón". La gracia le hace ver lo mejor de su cónyuge. Luche contra el desorden del momento y recuerde que su cónyuge es un hijo o hija del Rey Altísimo. Él o ella están hechos a imagen de Dios y son valiosos, ¡esto siempre es cierto! 

 

Lento para la ira. "Regresa al Señor tu Dios, porque él es ... lento para la ira". La frase "lento para la ira" aparece 14 veces en las Escrituras. Ser lento para la ira significa ejercer paciencia, incluso con personas difíciles. Después de 27 años de matrimonio, entiendo la importancia de la paciencia. Es fácil sentirse herido, enfadado o frustrado por su cónyuge, especialmente ahora que está confinado en su casa. La paciencia acepta y tolera las irritaciones, los retrasos, los problemas y el sufrimiento sin molestarse o ansiarse. Piense en las muchas irritaciones que ambos enfrentan durante esta temporada única. La paciencia es darle a su cónyuge la libertad de ser humano, pero también saber cuándo elegir una batalla o cuándo dejar ir algo. Puede ser útil preguntarse si el comportamiento de su cónyuge es un "gran problema" o un "pequeño problema". Aborde las grandes cosas que surgen para que no se acumule en resentimiento e ignore las pequeñas cosas que a la larga no importan. 

 

Compasivo. "Regresa al Señor tu Dios, porque él es ... compasivo". En Eclesiastés 10:12, el rey Salomón escribió: "Las palabras de los sabios son llenas de gracia". (NVI). "Llena de gracia", como se usa aquí, también puede significar "compasivo". Entonces, este versículo también podría leerse "las palabras de la boca de un sabio son compasivas". ¿Qué es la compasión? Es la "profunda emoción humana provocada por el dolor de los demás" (El manual de la vida - Carácter) y "un deseo de aliviar el sufrimiento de otra persona (Sherlyn Jiménez, La Enciclopedia de Psicología Positiva)". 

 

Recuerde, usted y su cónyuge están experimentando muchas pérdidas como resultado del coronavirus. Estas pérdidas causan dolor. Por lo tanto, lloren juntos y ofrézcanse mucha compasión. La compasión se preocupa por los sentimientos de nuestro cónyuge. La compasión comunica que el corazón de su cónyuge es importante para usted. Lo que sea que esté sucediendo en su corazón, la decepción, el dolor, el miedo, el dolor o la frustración, todo es importante para usted. Cuando Erin está lastimada, no quiere que la ignore y simule que no pasa nada. Ella no quiere escucharme decir: "¡Cálmate!" Ella no quiere que compare su situación con alguien menos afortunado. En cambio, Erin quiere que me duela con ella, que experimente sus emociones, sienta su dolor, me ponga en su lugar y vea las cosas desde su perspectiva. Walt Whitman escribió: "No le pregunto a la persona herida cómo se siente, me convierto en la persona herida". Un corazón se abrirá cuando se sienta seguro. La compasión crea seguridad. 

 

Cuando abre su corazón a los sentimientos de su cónyuge, obtendrá una respuesta más amable a cambio. Me encanta la paráfrasis del mensaje de Proverbios 25:15 “Con paciencia se convence al gobernante. ¡La lengua amable quebranta hasta los huesos!". El cuidado y la compasión derriban a la oposición y crean dos corazones abiertos. 

 

Abunda en amor. "Regresa al Señor tu Dios, porque él está ... abundando en amor constante". Otras traducciones dicen, "lleno de amor inagotable" (NLT) o "abundante en devoción amorosa" (BSB). El corazón de Dios rebosa de amor constante por usted. Él está comprometido con usted para siempre. Él deja en claro en Jeremías 31: 3: "Te he amado con un amor eterno". Durante estos tiempos de incertidumbre, recuérdele a su cónyuge que está comprometido con él o ella de por vida. Una excelente manera de poner en práctica su compromiso es redescubrir lo que su cónyuge necesita de usted para sentirse amado. Cada vez que su cónyuge experimenta un cambio, lo que lo ayuda a sentirse amado a menudo cambia. Por lo tanto, tómese el tiempo para escuchar las necesidades de su cónyuge y sea abierto sobre las suyas. Maneje el conflicto aprendiendo lo que su cónyuge necesita. 

 

 

 

 

© 2020 Focus on the Family. All rights reserved. Originally published on FocusOnTheFamily.com. 

 

 

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • https://cr.linkedin.com/company/capa
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

© 2020 ENFOQUE A LA FAMILIA